Ottawa, Canada -

Embajada de Canada 

Inicio | Acerca de Canada | Actividades | Comercio e Industria | Turismo | Educación | Pasaporte y Visas | Negocios | Contacto


Acerca de Canada
- Idioma 
- Comida 




Acerca de Canada:
Historia

Al igual que como sucedió en nuestra latinoamérica, los europeos que primero desembarcaron en tierras canadienses se toparon con tribus aborígenes que desde hacía cientos de años la poblaban....


Al igual que como sucedió en nuestra latinoamérica, los europeos que primero desembarcaron en tierras canadienses se toparon con tribus aborígenes que desde hacía cientos de años la poblaban. Muchos de ellos vivían de trabajar la tierra y algunos otros eran nómadas cazadores. Los indios Huron de los Grandes Lagos y los Cree y Dene del Noroeste, eran cazadores-recolectores. Los “Iroquois” eran cazadores y granjeros. Los Sioux (que seguramente hayas escuchado nombrar en las películas del “Far West”)  eran nómadas y seguían las manadas de visón o búfalo. Los Inuit vivían (y aún muchos viven) de la vida en el ártico. Los nativos del a Costa Oeste de Canadá eran pescadores y lo preservaban secándolo al sol y ahumándolo, como los criollos hacían con el charqui en las Pampas argentinas.

Por supuesto, la llegada de los conquistadores europeos, los comerciantes, misioneros y demás cambiaron radicalmente la forma de vida de todos ellos y, luego de 200 años de coexistencia mutua, Europeos y aborígenes lograron crear las bases fundacionales de Canadá.
Los Europeos

Existen pruebas que afirman que fueron los Vikingos, quienes desde Islandia poblaron Groenlandia hace nos mil años atrás, quienes primero alcanzaron las costas del Este de Canadá. Los europeos comenzaron a recorrer y crear los promeros mapas de Canadá con Juan Gaboto allá por el año 1497.

Entre 1534 y 1542, Jacques Cartier realiza tres viajes entre América y Europa en nombre del Rey Francisco I de Francia. Fue él quien adoptó el vocablo Iroquois “kanata” (“pueblo”) para en 1550 comenzar a a utilizar el término Canada en los mapas de estas tierras.
La “Nouvelle France”

En 1064, en el territorio que hoy es conocido como Maine, en los EE.UU. se establecieron algunas de las primeras colonias francesas en América. También habían hecho lo propio para esa época en el actual territorio de Nueva Escocia. Para 1608 Samuel de Champlain construye una fortaleza en lo que hoy en día es al ciudad de Québec.  Durante casi un siglo, los franceses, en alianza con las tribus  Algonquin, Montagnais y Hurón, lucharon contra los Iroquois. Finalmente hicieron la paz en 1701.
La lucha por el dominio de América del Norte

Para 1670, el Rey Carlos II de Inglaterra le permite a la Hudson Bay Company los derechos exclusivos de comercialización de los bienes en la Bahía de Hudson. Durante los siguientes 100 años, esta compañía logró consolidarse a través de alianzas con las tribus aborígenes. Asimismo, las colonias inglesas establecidas a principios del 1600, habían crecido económicamente mucho más que sus contraparte de la Nueva Francia.

El control por las tierras de América del Norte deriva en el 1700 en una encarnizada lucha entre Francia e Inglaterra que culmina en 1759 cuando en la Batalla de las Planicies de Abraham, en la Ciudad de Quebec, el ejército inglés derrota al Francés, marcando el fin de su imperio del otro lado del Atlántico.
Québec, el Imperio Británico y los Lealistas

Es a partir de allí que Gran Bretaña nombra a la colonia como “Provincia de Quebec” y es ahí también, donde comienza la lucha de los francófonos católicos, conocidos como “Canadiens”, por preservar su forma de vida y su cultura frente al dominio protestante británico.

En 1774 el Parlamento Británico aprueba el Acta de Quebec, en la que, para facilitar las cosas con sus súbditos francófonos, acomoda ciertos principios de las instituciones británicas a la realidad de la Provincia, permitiendo la libertad de religión y otras excepciones.

En 1776, las 13 colonias británicas al Sur de Québec deciden declarar su independencia y formar los Estados Unidos, lo que deriva en otra guerra. Unos 40 mil leales a la corona británica deciden entonces escapar de la Revolución Americana y dirigirse hacia Quebec y Nueva Escocia.

Tras varias conferencias constitucionales, el 1 de julio de 1867 la Ley constitucional proclamó oficialmente la Confederación Canadiense, creando "un dominio bajo el nombre de Canadá" con cuatro provincias: Ontario, Quebec, Nueva Escocia y Nuevo Brunswick. Además se asumió el control de la Tierra de Rupert y del Territorio Noroeste para formar los Territorios del Noroeste, donde el maltrato de la población méti, llevó a la Rebelión del río Rojo y a la posterior creación de la provincia de Manitoba, en julio de 1870. Columbia Británica y la isla de Vancouver (que se habían fusionado en 1866) y la colonia de la isla del Príncipe Eduardo se unieron a la Confederación en 1871 y 1873, respectivamente. El gobierno conservador del primer ministro John A. Macdonald estableció una política nacional de aranceles para proteger a las industrias de fabricación canadienses. Para abrir paso a la colonización del oeste, el gobierno patrocinó la construcción de tres ferrocarriles transcontinentales (incluyendo el Canadian Pacific Railway), estimuló la creación de asentamientos en las praderas con la Ley de Tierras de Dominio y estableció la Policía Montada del Noroeste, para afirmar su autoridad sobre este territorio. En 1898, después de la fiebre del oro de Klondike en los Territorios del Noroeste, el gobierno canadiense creó el territorio del Yukón. Bajo el gobierno liberal del primer ministro Wilfrid Laurier, los inmigrantes europeos se asentaron en las praderas y en 1905 Alberta y Saskatchewan se convirtieron en provincias.

Guerras mundiales
Debido a que el Reino Unido todavía mantuvo el control de los asuntos exteriores nacionales, según lo acordado en la Ley de la Confederación, su declaración de guerra en 1914 automáticamente llevó a Canadá dentro de la Primera Guerra Mundial.Los voluntarios enviados al frente occidental, posteriormente se convirtieron en parte del Cuerpo Canadiense. El cuerpo desplegado por el país jugó un papel muy importante en el conflicto, como en las batallas de Vimy Ridge y otras grandes batallas de la guerra. De los aproximadamente 625.000 voluntarios, alrededor de 60.000 murieron y otros 173.000 resultaron heridos. La crisis de reclutamiento de 1917 estalló cuando el primer ministro conservador Robert Borden impuso el servicio militar obligatorio, pese a la oposición de los quebequenses de habla francesa. En 1919, Canadá se unió a la Sociedad de Naciones, de manera separada del Reino Unido y en 1931, el Estatuto de Westminster afirmó la independencia nacional.

La Gran Depresión trajo dificultades en todo el país. En respuesta, la Federación de la Comunidad de Cooperativa (CCF) en Alberta y Saskatchewan promulgó muchas medidas para alcanzar un Estado de bienestar (iniciadas por Tommy Douglas) para las décadas de 1940 y 1950. Canadá le declaró la guerra a Alemania de forma independiente durante la Segunda Guerra Mundial, durante el mandato del primer ministro liberal William Lyon Mackenzie King, sólo tres días después de que lo hiciera el Reino Unido. Las primeras unidades del ejército canadiense llegaron a Gran Bretaña en diciembre de 1939.

Las tropas canadienses jugaron papeles importantes en la batalla de Dieppe de 1942 en Francia, la invasión aliada de Italia, el desembarco y la batalla de Normandía y la batalla del Escalda en 1944. El gobierno proporcionó asilo y protección para la realeza de los Países Bajos cuando fue ocupado por la Alemania Nazi, además de que ayudó en la posterior liberación del país.  La economía canadiense creció como industria fabricante de equipo militar para Canadá, Reino Unido, China y la Unión Soviética. A pesar de otra crisis de reclutamiento en Quebec, la nación terminó la guerra con una de las mayores fuerzas armadas en el mundo y con la segunda economía más rica de todas. En 1945, después de la guerra, el país se convirtió en uno de los miembros fundadores de la Organización de las Naciones Unidas.

 Época contemporánea

El Dominio de Terranova (ahora Terranova y Labrador), en ese tiempo un dominio con un gobierno similar al de Australia, se unió a Canadá en 1949. El crecimiento del país, combinado con las políticas de los sucesivos gobiernos liberales, dieron lugar a la aparición de una nueva identidad canadiense, que se caracterizó por la aprobación de la actual bandera de la hoja de arce en 1965, la aplicación del bilingüismo oficial (inglés y francés) en 1969 y el multiculturalismo oficial en 1971. También se crearon programas impulsados por los socialdemócratas, tales como la asistencia sanitaria universal, el plan de pensiones y los préstamos a estudiantes; algunos gobiernos provinciales, especialmente los de Quebec y Alberta, se opusieron a muchas de ellas, tales como las incursiones federales en sus jurisdicciones. Por último, en 1982 otra serie de conferencias constitucionales dio como resultado la "patriación" de la Constitución de Canadá desde el Reino Unido, simultáneo con la creación de la Carta de los Derechos y Libertades. En 1999, Nunavut se convirtió en el tercer territorio de la federación tras una serie de negociaciones con el gobierno federal.

Al mismo tiempo, Quebec fue experimentando profundos cambios sociales y económicos a través de la Revolución Tranquila, dando lugar al nacimiento de un movimiento nacionalista en la provincia y a un frente más radical llamado el Frente de Liberación de Quebec (FLQ), cuyas acciones provocaron la Crisis de octubre en 1970. Una década más tarde, en 1980, se celebró un fallido referéndum sobre la soberanía/asociación de la provincia. En 1990, hubo intentos fallidos de realizar una enmienda constitucional, seguidos por un segundo referéndum en 1995, en el que la soberanía fue rechazada por un 50,6% en contra y un 49,4% a favor. En 1997, la Corte Suprema dictaminó que la secesión unilateral por una provincia sería inconstitucional, por lo que el parlamento aprobó la Ley de Claridad, que describe los términos de negociación para que una provincia se retire de la Confederación.

Además de las cuestiones de soberanía de Quebec, una serie de crisis sacudió la sociedad canadiense en la década de 1980 y principios de la década de 1990. Estos incluyen la explosión del vuelo 182 de Air India en 1985, la masacre de la Escuela Politécnica de Montreal en 1989 y la Crisis de Oka en 1990, la primera de una serie de violentos enfrentamientos entre el gobierno y los grupos aborígenes. Ese mismo año, Canadá se unió a la Guerra del Golfo como parte de una fuerza de coalición dirigida por Estados Unidos y participó en varias misiones de "mantenimiento de la paz" durante el resto de la década. Aunque envió tropas hacia Afganistán en 2001, se negó a enviar tropas a Irak cuando fue invadido por Estados Unidos en 2003.
 

 

 

 

Inicio | Acerca de Canada | Actividades | Comercio e Industria | Turismo | Educación | Pasaporte y Visas | Negocios | Contacto
Enlaces patrocinados:
*****
Países:
 
*****

 


© embajadadecanada.org - Todos los derechos reservados.